Música

¿Quién soy?

Posted on Actualizado enn

¿QUIEN SOY?
(¿De donde vengo?, ¿Hacia donde voy?)

cropped-dsc01897.jpg

25 de Octubre de 1982, más precisamente a las 6 am. en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, decido asomarme al mundo y comenzar mi experiencia de vida. Mi nombre es Leo, Leonardo Andrés Otero. Si bien mi vocación principal desde siempre fue el arte (aficionado al dibujo, la escritura, y hoy músico y actor), desde muy pequeño identifiqué en mí una innata inquietud por intentar ayudar a otros a encontrar sus pasiones, vocación, propósito, y el bienestar permanente o lo que podríamos llamar felicidad. Hoy en día, luego de los aprendizajes de mis propias experiencias vividas y de las internas e intensas disputas entre mi razón y mi intuición ante las adversidades de mi propio camino; siento que el destino u objetivo verdadero de esa búsqueda, no es más que el encuentro con nosotros mismos. El encuentro con lo que realmente somos o podemos ser, detrás de todos los condicionamientos culturales, sociales, religiosos, y toxicológicos, a los que por “desconexión” nos hemos auto-sometido a través de una herencia automatizada por generaciones, y que la clave para esa reconexión está justamente en esa toma de “consciencia de nuestra verdadera esencia“.

MI MOTIVACIÓN
(Mi trabajo, mi servicio, mi misión)

leomauro

Es por eso que, actualmente trabajando como Terapeuta Holístico, Masajista, Reikista, y brindando orientación en base a los conocimientos hasta hoy obtenidos mediante una intensa experimentación personal que incluye sobre todo mi formación en el campo de la Nutrición  (la cual considero factor clave para abrir camino de regreso hacia uno mismo y ampliar o facilitar dicha toma de consciencia desde un plano bien terrenal); me considero a mí mismo, algo así como un “terapeuta del Ser” (en aprendizaje), pues ésta es tal vez mi mayor motivación; que en lugar de considerarnos sólo como “animales racionales” en busca del entendimiento de su propia psique (cuando la propia mente aún permanece condicionada por nuestra toxemia interna); podamos a través de la “consciencia de SER”, encontrando un punto de conciliación o de unión entre lo físico y lo espiritual (de forma racional e intuitiva, sin volar en la nube espiritual, ni perdernos en los bosques de la materia donde somos esclavos inconscientes de nuestro propio ego), entendernos, reconocernos, “¡recordarnos!”, como los seres en experiencia terrenal que realmente somos, hechos de, y por la misma “esencia espiritual” creadora: amor, Dios, energía universal, o como queramos llamarle; pero lo único capaz de lograr, en, y a través de uno mismo, la real unión total como especie y en armonía con los demás seres en su propia experiencia, incluido el planeta; o al menos lo que yo personalmente considero desde mi discernimiento intuitivo y mi sentir por mis propias vivencias hasta hoy, por haberme traído éstas hasta una situación presente de estabilidad emocional, paz interna, alegría de ser,  excelente salud, pero sobre todo una sensación de conexión con el entorno, a través del “interno”, y una diferente percepción de mí mismo y de lo que podríamos llamar realidad;  justamente una nueva consciencia, en dirección expansiva hacia esa que en carne y alma propia siento que nos merecemos por naturaleza, sí, por naturaleza de ser: la total y absoluta “consciencia de SER”.

MI TESTIMONIO
(Mi experiencia, mi camino, mi aprendizaje)

palblogtestimonio

Si bien, volviendo a mis tiempos de niñez, siempre fui en mis propios juegos, algo así como un “detective del ser” (introspectivo, intuitivo, analítico, y muy mental), cuestionando todo por dentro buscando comprensión creando inmensas mareas internas de hipótesis, y encontrando siempre el “refugio más cercano al la esencia” en todo lo creativo; la vida también entre golpes y porrazos me iba marcando el camino de ese aprendizaje de ser en la experiencia. Pero fue a mis 27 años cuando recibí el más fuerte “llamado a clases”; el recreo había terminado, o tal vez “yo” estaba desatendiendo demasiado las lecciones del alma. Pues a mediados del 2010, debido a una situación ya extrema en mi condición de salud por padecimientos fuertemente manifestados desde el año anterior, me vi obligado a abandonar totalmente mis actividades artísticas, “sin más remedio” que tener que abocarme de lleno como recurso de supervivencia, a la investigación por mis propios medios de las posibles causas de las patologías y sintomatología que decenas de profesionales consultados en medicina convencional alopática, naturista, homeopática, psicología, y psiquiatría, no habían sabido diagnosticarme o tratar de forma realmente efectiva.

Por suerte, casualidad o “causalidad”, siempre he tenido cierta tendencia a no creer ciegamente en nada y a ver el mundo a través del prisma del sentido común, y creo que esto ha sido clave para poder deducir el camino hacia la puerta de salida durante mi larga estadía en el infierno; pero la verdadera clave en realidad no estuvo “en ese sentido” allí, sino en que gracias a discernir desde ese apoyo pero pasándolo por el filtro de la única fuente de sostén y guía confiable que me quedaba por recurrir: la intuición; pude hallar de algún modo la forma de cuestionar, rechazar, o abandonar  acertadamente tratamientos médicos y psicológicos logrando luego en primera instancia, superar por cuenta propia varios diagnósticos psiquiátricos; entre ellos un estado de ansiedad maníaco depresiva que me llevaba a pensamientos de suicidio, como así también ataques de pánico, fobias, trastornos obsesivos compulsivos y algunas de mis tantas diversas y “multi-diagnosticadas” patologías físicas, sobre todo relacionadas con candidiasis e intoxicación, no solo alimenticia o medicinal / farmacéutica, sino también por mercurio de amalgamas dentales, como son:

Cansancio extremo, debilidad, dolores musculares y óseos, estreñimiento, colon irritable, indigestiones, mareos, vértigo, ahogos, colapso nervioso, enajenación, hormigueos en extremidades, calambres, picores, infecciones crónicas, alergias, arritmias, taquicardias, artritis, hipoglucemia, aftas bucales, desordenes del habla, y el largo etc. Con sus consecuentes efectos en las relaciones familiares, sociales, laborales.

De esta forma, y especialmente gracias a cambios en alimentación y en menor medida a la meditación y otros apoyos, tras años de padecimiento, estudio, intensiva investigación y hasta experimentación en mí mismo como mi propio conejillo de indias en todo aquello relacionado con medicinas alternativas, terapias, fisiología, naturismo,  trofología, y al tiempo que me iba formando en nutrición, e higienismo, pude finalmente encontrar las piezas que restaban para poder volver a levantarme, sostenerme, empezar a atender y regular mejor los demás hábitos del contexto (sol, ejercicio, naturaleza, relaciones, etc.), y así  finalmente hoy poder considerarme totalmente recuperado y gozando realmente desde hace años de una excelente salud y un estado de paz interna general y “alegría sin razón” que me motivan a compartir mi experiencia con el fin de ayudar y animar a tomar consciencia de la real importancia de la salud, que va mucho más allá del bienestar propio.

OBJETIVO
(Autoconocimiento, autosanación, equilibrio, unión, expansión)

opcion1

Y ese es el objetivo; difundir y compartir de la forma más práctica y sencilla posible toda  ésta experiencia personal y conocimientos adquiridos, para que cualquiera pueda sacar sus propias conclusiones y aprender así a auto-gestionar la propia  salud, evitando errores o desvíos que yo he cometido en todo el proceso, o identificando atajos en el camino, de manera que pueda así de alguna forma brindar ayuda u orientación útil a quienes se encuentren perdidos en alguno de estos oscuros callejones en los laberintos que separan la enfermedad de la salud, como así también contribuir al proceso ya mencionado anteriormente, en el cual yo creo, y del cual yo siento, estamos siendo potencialmente protagonistas: una elevación de frecuencia, el cambio de consciencia del planeta. El regreso al paraíso a través de la comprensión, depuración, y consciencia de uno mismo, más bien, la creación de un nuevo paraíso, al que se llega practicándolo en el disfrute cotidiano que se construye con los cimientos de nuestra esencia, y bajo los planos de la naturaleza misma de ser.

UN NUEVO ESTILO DE VIDA
(En consciencia, en presencia, en vida!)

estilodevida2
Y sin lugar a dudas el haber cambiado mi alimentación fue el eslabón principal en mi camino de autosanación y para complementar aún más mi camino de autoconocimiento, hacia una mayor consciencia de mi mismo, y así adoptar un nuevo estilo de vida más responsable, y en mayor conexión con el aspecto espiritual y el amor incondicional del cual considero fuimos hechos. Pues poder llevar hoy en día una alimentación frugal, basada en frutas, hojas verdes, ocasionales semillas, y algún que otro “permitido social” durante el año, es una forma de alimentación  no solo orientada a lo fisiológico, compasivo, y respetuoso con la vida de los demás seres del planeta y el mismo, sino también la que nos permite gracias a ello, ser agentes de cambio de esta gran re-evolución que de boca en boca y bocado a bocado se está gestando, y desde la cual a futuro en la medida que nos vayamos desintoxicando o desbloqueando y ajustando más y mas, tarde o temprano, lograremos ver en sus resultados las verdaderas y esperadas manifestaciones de paz, armonía, gratitud, en consciencia de ser quienes vinimos a ser y alguna vez olvidamos. Pues no es más que el estilo de vida y de alimentación gracias al cual yo creo , luego de una transición previa, haber encontrado, o más bien “recordado” (y por eso espero que tu también lo hagas, a tu propio ritmo, y disfrutando del camino), las piezas faltantes de esa brújula  interna, la cual me permitió finalmente, pero desde luego gracias a complementos desde un enfoque holístico, orientar el rumbo de una manera precisa hacia tal vez la dirección más importante de mi vida; la del camino a la recuperación de la verdadera salud de manera sostenible, y la conexión con el todo, en un estado de paz interna y amor incondicional, a través de la mencionada consciencia de ser (en el sentido ambiguo de la palabra) en este camino de auto-conocimiento. Te animo a que te animes. Conecta con tu esencia. Cuando todos seamos “uno mismo”, todos seremos uno!

– LEONARDO OTERO –

logodefacebook
http://www.facebook.com/leo.andres.otero

 

YouTube-logo-full_color

https://www.youtube.com/leonardoandresotero

Anuncios