argentina

La ironía de votar para “elegir”… y el “síndrome Post Electoral”

Posted on Actualizado enn

VOTAR o mejor BOTARLOS  a todos

[…Conste ante todo, que mi pensamiento actual, no se basa exactamente en las palabras que nos regala Galeano en la foto, pero en tiempos electorales relevantes, relevante me parece darme un espacio para la siguiente reflexión…]

Pasada toda elección, no importa los postulados ni de qué país o región se tratara, vemos siempre gente muy tensa o preocupada, consumiéndose unos a otros y a sí mismos, en obstinados intentos de evidenciar los fraudes de unos, o escondiendo debajo de la alfombra los de otros, mientras otros a su vez le cuestionan a estos últimos que tan legal es la “posesión moral” de sus alfombras.

Aún siendo lo más objetivo y realista posible, sigo sintiendo que es realmente muy difícil que un político de los que actualmente tienen posibilidades y acceso a estos cargos, no tengan una mentalidad egocéntrica y/u oportunista, (y ni mencionar los grandes circos ya “armados” detrás, que ya muchos podemos como mínimo imaginar). Lo que no quiere decir que por ello uno no deba expresarse y sacar a la luz lo que le parece mal o indignante, y denunciarlo. Pues, al margen de las formas, esto es sumamente necesario. Pero lo cierto es que en un sistema como tal, siempre tenderá a haber otras personas en “otro lado”, del otro bando, con ideologías, posturas, u opiniones contrarias con sus propios “muertos en el placard”, y jugando a la vez todos a ser “zombies del mismo sistema”.

Por ello tal vez, las energías haya que canalizarlas entonces, no tanto en preocupaciones de esta índole, sino en hacer mientras tanto el mejor cambio posible en uno mismo, (independientemente del dirigente en cuestión), en las relaciones, en las formas, en los hábitos de consumo, en conectarse en compasión con los demás, pero sobre todo empezando consigo mismo, para bajarse un poco del tren de la inercia inducida por la (in)consciencia colectiva capitalista, y así dejar de depender tanto de este mismo modelo que “controlan” quienes “elegimos”;  y así predicar más bien con el ejemplo, y enfocando la energía hacia el desarrollo creativo de difundirlo, para acercarnos sin temor cada vez más a eso que, por ser también “contagioso”, le creemos erróneamente “enfermedad”: la consciencia. Pues es que “hacer entrar en razón” a muchos, dentro de un sistema que justamente lo que tiene es una sobredosis de raciocinio, y por ende egos altamente blindados, es, creo yo, un camino bastante más difícil.

Pues mientras el régimen político y la elección de “gobernantes” siga a la par, no solo de nuestra misma capacidad o “libertad” de elección subliminalmente condicionada, sino sobre todo además, sin cambiar desde la base educativa (la cual no hace falta esperar promulgaciones de leyes, sino que puede empezar hoy en casa), hacia una educación en función del “ser”, y no del “tener”, creo que de poco servirá votar.

Y tal vez el esperar, dentro de este juego dual,  sumidos en una consciencia colectiva competitiva y SEPARATISTA, al candidato perfecto que solucione los problemas de todos y nos UNIFIQUE, sea ir tras una verdadera utopía;
Tras una realidad más irreal que la posible realidad que puedan estar reflejando entonces, por éste mismo probable eterno ‘paseo’ electoral, las palabras de Galeano…

VOTAR o mejor BOTARLOS a todos

.
Aunque … hay que verle el lado “positivo” a todo ¿no?…Pues, fue el mismo Galeano quien también dijo:

“Camino dos pasos y ella se aleja dos pasos,
camino diez pasos y ella se aleja diez pasos,
es como el horizonte: inalcanzable.
¿Y entonces para qué sirve la utopía?
Para eso sirve: para seguir caminando
.”

Simplemente deseo, más allá de elecciones y dirigentes, que, sea a donde sea que “elijamos dirigirnos”, seamos cada vez más conscientes de nuestros pasos. Pues esta es tal vez, la única forma de “no pisarnos”.

– LEONARDO OTERO –

logodefacebook
http://www.facebook.com/leo.andres.otero

Anuncios