¿CAMARONES? ¡NO, GRACIAS!

Posted on Actualizado enn

¿POR QUÉ EVITAR LOS CAMARONES?

9815_9296_image

Dejando en esta oportunidad de lado discusiones sobre ética (si está bien o si está mal alimentarse de animales),  es importante conocer qué hay detrás de la producción de camarones, y así más razones por las cuales deberíamos evitar consumirlo.

Bueno, como todo pescado, siempre vendrá contaminado. En este caso, podríamos decir que habría cierta “ventaja” en principio en camarones de mar y no de cultivo, por ser un animal chiquito que no tendrá muchos metales pesados en su organismo, en comparación con otros grandes como el atún, sin embargo, el camarón se encuentra en zonas muy contaminadas, con dioxinas, PCB, etc. y se ha encontrado estos residuos en ellos.

Además es un animalito que se alimenta en fondo del océano de parásitos, y otros animales muertos. Ha sido relacionado en muchos estudios su consumo con patologías e intoxicación.

Ahora bien, el camarón de cultivo, tampoco se salva. Jill Richardson en un artículo en base a extensa investigación sobre los camarones señala:

“La preparación de los estanques de camarón comienza con urea, superfosfato, y el diesel, luego prosigue a la utilización de los plaguicidas (sustancias químicas que matan peces como el cloro y rotenona), pesticidas y antibióticos (incluyendo algunos que están prohibidos en los EE.UU.), y termina por el tratamiento de los camarones con tripolifosfato de sodio (un presunto neurotóxico), bórax y soda cáustica de vez en cuando. A su llegada a los EE.UU., pocos, si los hay, son inspeccionados por la FDA, y cuando los investigadores examinaron los camarones importados listos para comer, encontraron 162 especies diferentes de bacterias con resistencia a 10 antibióticos diferentes”.

También sabemos que, tanto los camarones de mar como de cultivo, tienen alto contenido en colesterol, algo nada favorable para el organismo.

Además de todo ello, la industria del camarón es de las que más impacto tiene en el medio ambiente y otros peces. Sea de cultivo como de mar. Ya que los de cultivo se necesitan como 14 kilos de peces para producir 1 kilo de camarón (lo cual es muchísimo coste marítimo), y los de mar, se pescan mediante el método de arrastre, donde ponen las redes que van arrasando con todo… y “con todo” es literal… arrasan con todo tipo de animales acuáticos, peces, delfines, tiburones, pulpos, rayas, tortugas de mar, todos estos pierden la vida por la simple razón de la industria del camarón, junto con el hábitat que también se pierde para otros peces, al arrasar con vegetales marinos, arrecifes de coral, etc, de los cuales ellos se alimentan y en los cuales vive la fauna marina.

Y por si aún así fuera poco, como Stephen Messenger, de TreeHugger, afirma:

“Se talan como 13 kilómetros cuadrados para producir en piscinas tan solo 1 kilo de camarones”.

CONCLUSIÓN

Las razones (al margen de las éticas en relación a la matanza de seres sintientes), para evitar el consumo de camarones se podrían resumir en:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s